EDITORIAL 3600

Seleccionado:

Maniquí

Bs.40.00

Maniquí

Bs.40.00

Autor: Vadik Barrón
País: Bolivia
Fecha de publicación: 21/09/2018
Categoría: Poesía
ISBN: 978-99974-347-3-9
Páginas: 88
Formato: 14 x 21 cm
Materiales: Papel Bond Hueso
Encuadernación: Emblocado Hot Melt

SKU: man2018 Categoría:

Descripción

Descripción o sinopsis:
Maniquí es una conversación con la tolerancia con la que enfrentamos todo aquello que transcurre cada mañana al salir de “nuestro hogar”, cada calle es un nuevo orden por el cual no votamos, es el uniforme corporativo de una nación sudamericana dividida en fronteras y lenguas, en clases sociales. Maniquí enfrenta el individualismo de la banda ancha y da abrigo al acento que nos estigmatiza o simplemente a aquella sobrevivencia diaria, que nos hace depender de una línea de producción, cada verso nos repite: “somos unas marionetas”, sin movimientos propios ni civiles, esclavos de nosotros mismos.
Maniquí, en voz alta, enuncia que la raza humana debe tomar carta respecto hacia dónde nos conduce el futuro plástico y concreto, invita a la renuncia de los estereotipos de la libre competencia, a romper las estatuillas de latin lover que nos seducen con sus blusas guayaberas y coronas de perejil. Este muñeco asevera lo aburridos y monótonos que somos hoy como “entidad dominante” sobre la faz de la tierra; Maniquí culpa y demoniza nuestro fetichismo de la banda ancha, nos abre el paso en una ciudad enferma terminal que se consume en 32 megapíxeles. Somos presos de la personalidad televisiva y de las liquidaciones de fin de temporada, que se han vuelto nuestro manual de autoayuda, nuestro Popol Vuh, el miembro más trascendental en “la familia”, la “madre protectora” de lo que somos filosófica y psíquicamente.
Maniquí es una querella civil de la poesía a nuestra alegría conformista, a la doctrina radical que nos impone la hora de la cena en 32 pulgadas, nos coloca los pies sobre La Paz o Santiago, nos encamina a nuestra ancestral erre arrastrada y nos sugiere, por favor, bajar de nuestros púlpitos de latón agringado. Somos unos maniquíes sin soberanía de nuestros actos.
Maniquí nos llama a ser íntegros sin espiar en la “vida del otro”. Fónicamente pone alma y cuerpo a ese “muñeco”, le da voz y eco al monólogo de la soledad. A través de la escritura, Maniquí busca sentirnos otra vez, como humildes ciudadanos de nuestro cuerpo.
René Silva Catalán

Cerrar menú
×
×

Carrito